miércoles, 11 de abril de 2012

PEGASO SAOUTCHIK SERIE I

Espectacular Pegaso Z 102 carrozado Saoutchik Primera Serie el reproducido por TOP SLOT bajo su referencia TOP 7013, el debut del carrocero francés con un chasis Pegaso.



Sin duda estamos ante un Saoutchik al más puro estilo Jacques Saoutchik, extravagante y original roadster biplaza destinada a un público exclusivo (-ista).

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


Sus decadentes curvas parecían anclar este deportivo en una sociedad elitista y clasista; un diseño que rompía con las líneas puras y sencillas de otros carroceros hacían nacer a este modelo como una pieza extravagante, más enfocada a enseñarlo que a a disfrutarlo.

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


De hecho creo que es un gran acierto por parte de Top Slot el colocar una despanpanante rubia, de origen MRRC, tras su volante.

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


No es de extrañar que propios y extraños quedasen atónitos ante tal profusión de curvas; un frontal achatado (o invertido) como avance de una carrocería compuesta por una sinuosa sucesión de curvas y rebajes para ofrecer un buscado aspecto extravagante y voluptuoso.

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


El chasis de esta maravilla, diría preciosidad, pero las Saoutchik no son mis preferidas a la hora de ver vestido un chasis Pegaso, es el número 00153/0134. Originariamente su carrocería de aluminio se pintó en azul metalizado, con tapicería en un recargante azul.

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


De esa guisa se presentó al público en el Stand del carrocero francés en el Parisino Salón Internacional del Automóvil del '53.

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


De hecho, y en la distancia, nadie diría en la época que estábamos ante un Pegaso, de no ser por la calandra tipo Pegaso de lamas y cruz. Top Slot reproduce la misma al detalle, siendo de especial relevancia, el conjunto de ópticas, detalle, precisión y gran calidad. Me parecen soberbias las principales.

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


Nos olvidamos de metal blanco para dejar paso a una resina pintada que imita a la perfección el aluminio pulido.

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


Otras de los elementos que lo hacían fácilmente reconocible era, cómo no, el emblema de la marca presidiendo la cruz.

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


Esta unidad, tras ser expuesta, admirada y profusamente fotografiada en París, lo adquirió Doña María Francisca Carbonell, primera y afortunada primera propietaria de esta maravilla con motor 2.800 y doble Weber. Por si quedaban dudas, carrozado Saoutchik y radio...

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


Tras la Sra. Carbonell pudieron disfrutar, como propietarios, de él, Francisca Andreu Sala, Francisco Casas Puig y Walter Ankli Joaquinet, bajo cuya propiedad se reproduce de forma magistral por Top Slot tras la restauración completa a que éste último sometió a este Saoutchik sufridor.

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


Aletas, rebajes innecesarios más allá de lo ornamental, entradas de refrigeración... Top Slot no se quiere olvidar de nada; ni de su zaga; una espectacular zaga "coda tronca" que las líneas del coche parecen dejar como independiente del resto del modelo.

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


En ella encontramos cuantos elementos encontraríamos en su original; escapes, ópticas, matrícula, paragolpes..., todo ello en resina y pintado; destacando sus paragolpes y la maneta de apertura del maletero bajo el mítico Pegaso.

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


Merece la pena una vista diferente para disfrutar de la calidad de la reproducción.

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


Las llantas, conocidísimas amigas del blog, son espectaculares; doble fotograbado plegado e interior de la llanta pintado en negro para resaltar, más si cabe, los radios de sus llantas tipo Rudge..., tal vez de origen Robri y palomillas de dos orejas.

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


Lo sé, es un cabrio..., ¿Entramos a través de sus puertas "suicidas"?...

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


Saltamos!!.

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


Tal vez la última unidad de la Pegaso Collection en montar limpias de resina cromados; ahora sabiamente sustituidos por unos finos fotograbados. Y al ser un cabrio..., no hará falta desmontarlo para disfrutar de su interior.

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


Tapizado en una finísima piel azul, como corresponde (traía incluso un juego de maletas tapizadas en el mismo color de la tapicería, maletas que me aseguran mantiene su actual propietario), aunque Top Slot no se ha atrevido con el cuero, lo imita a la perfección con buenas manos, resina, pintura azul y calcas blancas.

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


Un interior al que no le falta detalle, desde el pomo pasando por los parasoles, freno de mano, radio...

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


Y cómo no, Nardi personalizado Pegaso..., Top Slot., con mayúsculas por marca y top slot por reproducción.

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


Para terminar, casi, con el interior, su capota.

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


¿Salimos?

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


Saltamos...!!!

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


Nuevamente Top Slot nos enamora con una de esas carrocerías a las que nadie había prestado atención; un homenaje a la marca española por excelencia, PEGASO, una valiente apuesta por la fidelidad y por la historia; un hito de la historia del automóvil en España, un Hito en la historia del Slot.

PEGASO Z 102 C. SAOUTCHIK


Salud

2 comentarios:

Joan-er-cunyao dijo...

Wenas!!! Fantástico artículo amigo! De esos que por desgracia ya no se pueden leer en las revistas especializadas "independientes".
Adèu i gasssssssss

Jordi dijo...

"especializadas, independientes"...buenos argumentos para un buen debate Joan, ciertamente.
En cuanto a los Pegaso de Saoutchik siempre me parecieron decadentes y horterísimos y Top Slot lo plasma con mano maestra en una colección, junto con la de los Mercedes, sensacional bajo mi punto de vista.

Un abrazo a todos

Jordi Sobrevals "Overvalley"

DEMO.SLOT

Se ha producido un error en este gadget.

ALL RIGHTS RESERVED

RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS