domingo, 9 de octubre de 2011

PEGASO Z 102 THRILL

Cuando IBB Autoracing anunció la Pegaso Collection éste era sin duda uno de los grandes esperados, el Pegaso Z 102 con número de chasis 150-0133; un ejemplar único, de una belleza incuestionable y una línea realmente impactante un ejemplar único, el tercero diseñado -y "hecho materia"- sobre chasis Pegaso Z 102 por Bianchi Anderloni, o lo que es lo mismo, por Carrozzería Touring; un coche del que en Slot ya disfrutábamos del fantástico de TeamSlot y que ahora Top Slot nos trae aunando las más modernas técnicas de reproducción y artesanía.



Para muchos el Thrill es el más hermoso de todos cuantos construidos -dicen que 86, dicen que alguno menos descontando chasis reutilizados, dicen que alguno más teniendo en cuenta algunos que no son...-; seguramente la carrocería para Pegaso que a esos 86 les hubiera gustado vestir.

PEGASO THRILL


No es fácil, y lo digo por mí, hablar de un coche como este, al que personalmente no elevaré a la categoría de mito -con qué facilidad usamos algunas veces determinados términos haciendo que pierdan valor-. Un coche sobre el que tanto se ha hablado, sobre el que tanto, y tan bien, se ha escrito. Sólo de memoria, y atestiguando lo muy bien escrito, baste acudir a -cómo no- la obra de Los automóviles Pegaso y sus protagonistas (Mosquera y Coma-Cros), o en Piel de Toro, la página de Toni Bareta, o en revistas de la talla de Coches Clásicos -en excelente artículo de mi admirado Julio de Santiago-. Todos ellos de excelente factura; aunque alguno, con cierto desprecio, ha llegado a calificar -y por escrito- de raquítico -malcopiando partes de dicho texto- el excelente artículo de Don Julio de Santiago, el de Jonathan A. Stein..., y tantos otros.

PEGASO THRILL


Llegados a este punto, y habida cuenta la gran cantidad de información a nuestro alcance, me pregunto si puedo aportar algo nuevo; seguramente no, tal vez sólo un punto de vista diferente. Lo que hago con gran parte de mis entradas del blog, tratar de ser objetivo con la cámara y subjetivo en la letra, porque por mucho que sea historia, y en este caso, el del Thrill, historia viva, cada uno tenemos nuestro propio cristal, y todo depende del cristal con que se mire.

PEGASO THRILL


Sobre el origen de la carrocería del Thrill parece que todo está más o menos claro; claro en cuanto fue un encargo directo de Ricart a Anderloni (Touring). El objetivo era dar un aldabonazo en las puertas de los mercados internacionales; su objetivo no era otro que el de sorprender; resutar espectacular y llamar la atención del mercado internacional sobre el producto español.

PEGASO THRILL


Es mi deber, mencionar las otras teorías (ya digo que para mí la más creíble es la de vender la imagen de otra España; Una, lo de Grande y Libre también depende del cristal con que se mire) más fuertes. La primera de ellas dicen que sería encargo de la Autoridad a Ricart y de Ricart a Anderloni; el objetivo era el de regalar el coche a la tía Carmencita.., otra, el de obsequiar al gobierno Argentino; y qué mejor, o a quién mejor, que empaquetarlo para Eva Perón...

PEGASO THRILL


Ciertamente lo que iba a llamar la atención no sería el producto español, y sí el italiano dado el origen de la espectacular carrocería. Muchos fueron los bocetos, y muchas las propuestas discutidas entre Anderloni y Ricart; dos hombres que trabajaron juntos mucho tiempo; y a punto estuvieron de hacerlo a la par, aunque el proyeto murió cuando el interés de la Autoridad sobre Pegaso dejó de existir. ¿Cómo? Cierto; como cierto es que Carrozzería Touring estuvo a punto de abrir fábrica en España. ¿Sí? Sí. De hecho era un tema prácticamente cerrado entre Ricart y Anderloni; con el visto bueno de la Autoridad. El mayor benficio sería el ahorro de costes de tanto trasiego España-Italia-España, cambio de moneda, transporte, verificación...

PEGASO THRILL


Volviendo al modelo, por ahora el tercero de Touring -y del que nacería esa definitiva relación entre ambos (Anderloni-Ricart)- a que he hecho mención en el párrafo anterior; tampoco cabe duda que el encargo debería haber estado terminado para febrero del '53, con motor de 8 cilindros en V, 2.800 cc., y cuatro carburadores dobles capaz de erogar 170 cv a 6.300 rpm.ç

PEGASO THRILL


El nombre por el que ha pasado a la historia (lo del "orejas" me parece de mal gusto y fruto de la jocosidad imperante en la patanería de la época en la que algo diferente -aunque brillante- debía ser objeto de chanza): Thrill..., como todos, tengo mi propia teoría; era lo que él mismo debía, y así fue, significar. Como he dicho, estaba destinado a presentarse en el Salón de Nueva (Febrero 1953), y el objetivo era el de asombrar, estremecer, intrigar..., ese era su objetivo, y ese fue su nombre. ¿Un regalo? No sé..., esta belleza era alma de Salón, y debía sentar las bases de los que fueran los siguientes Touring para Pegaso.

PEGASO THRILL


A Nueva York no llegó, pero sí lo hizo a Torino en abril del 53 -para qué moverlo-, y de ahí, tras una serie de retoques sin importancia y salones menores y visitas concertadas llega al Salón de Barcelona, París y Londres. En todos ellos asombrando a propios y extraños; propios que reconocían el trabajo del carrocero italiano y extraños, pese a especialistas, que se descubrían ante el trabajo realizado por españoles en motor, soluciones mecánicas y chasis.

PEGASO THRILL


De hecho, uno de los problemas -sobre el que ya he incidido en tantas entradas sobre Pegaso en el Blog- del propulsor era el del sobrecalentamiento. Así se le practicaron (tras el Salón de Barcelona y por lo tanto tras haber tenido la posibilidad de probarlo en fábrica), tres orificios en las aletas, casi tocando las puertas, a fin de mejorar la refrigeración de motor. Otro de los problemas era el de la refrigeración del habitáculo; para lo que se le abrieron tres tapetas, en el lugar habitual, para dar entrada al aire "del tiempo" al habitáculo.

PEGASO THRILL


Tras enamorar a media Europa ENASA decide, tras haber obtenido dos de los grandes premios del Concurso de Elegancia de La Stressa, vender el Thrill a Félix Huarte. Su segundo propietario es de los que no necesita presentación, y no sólo por Pegasista de "pro" sino por excepcional piloto: Antonio Creus. Una de las mejores aportaciones reiteradas de Top Slot al Slot han sido estas pegatinas con relieve..., un espectáculo.

PEGASO THRILL


Creus ejecutó sobre el Thrill una serie de reformas estéticas, y mejoras mecánicas, aunque más que estéticas debiera decir funcionales. ¿Se malogra la belleza de un coche cuando éste mejora en seguridad, funcionalidad...? ¿O ese es el momento en el que comienza a ser realmente bello? El caso es que el Thrill montó, en manos de Creus, intermitentes, paragolpes delantero y trasero y una finísima y elegante tira de aluminio para separar el colorado del negro. Siete años en manos de los Creus y más de 100.000 kilómetros; sin duda la envidia de tantos Pegaso..., y no sólo Pegaso. Y aquí, sobre Pegaso (añadido a su regreso de Italia) el emblema de Carrozzería Touring.

PEGASO THRILL


Siete años más tarde se envía, previa venta, a los Estados Unidos; donde el consejo de fábrica queda lejos. Todas las modificaciones, mecánicas, se llevan a cabo en algunos de los mejores talleres; objetivo disfrutarlo. Reaparece, a los ojos españoles, en el año '79, con motivo de la venta del mismo a través de la famosísima casa de subastas Christies. Adquirido por el abogado Wasken Minasian y heredado por su hijo Raffi. Desde ese momento Raffi comienza una lenta y agradable labor de restauración en la que todo el mundo quería colaborar. Impresionantes los escapes embebidos en la carrocería queriendo resaltar el aspecto deportivo, moderno y aerodinámico de automóvil rápido Pegaso ligero.

PEGASO THRILL

PEGASO THRILL


Desde entonces..., a mayor gloria de los Concursos de Belleza y Elegancia, objetivo de todas las cámaras de visitantes y profesionales; el Thrill es único, uno de los 86 Pegaso Z-102 registrados, uno de los más de 40 carrozados por Touring, tal vez -según dicen- el Touring perfecto, el Pegaso perfecto..., hoy de vuelta a España y compartiendo cuadra con un gran par de ejemplares. Y cómo no, los fantásticos conjunto montados. Llanta borrani y neumático con banda blanca, como corresponde a una goma nueva, inmaculada..., las amarillentas sólo denotan paso del tiempo, y este Thrill es el presentado en Torino

PEGASO THRILL


Con palomilla de dos orejas y emblema de la marca, Pegaso.

PEGASO THRILL


Más detalles de calidad, marcos cromados y un piloto detallado y bien proporcionado. El interior; habrá de bastar vuestra confianza en quien escribe, espectacular. No puedo compartirlo con vosotros porque el riesgo de rotura era grave. La ventanilla, dada la curvatura de la puerta, no era practicable (sube/baja), razón por la cual se montó una corrediza.

PEGASO THRILL


Y llegados a este punto..., el detalle que hizo más grande, aun si cabe, al Thrill..., sus pasos de aire; unos pasos que a la vista unen techo y aletas del paso trasero. A Ricart dicen que no le entusiasmaron en exceso, pero igualmente cierto es que le pareció una genialidad de Anderloni; unos alerones que no eran otra cosa que unos estabilizadores aerodinámicos; idea que Bertone copió de los talleres de Anderloni para hacer pasar a la historia las archifamosas BAT 5, 7 y 9 (Berlinetta Técnica Aerodinámica). En este punto recordar que la BAT 5 se presentó puntual en Torino '53..., pero la nuestra llegó a Torino porque llegó tarde a NY; y como para guardar secretos en la época.

PEGASO THRILL


Aunque según Anderloni no todo era aerodinámica; también seguridad, estabilidad y rigidez. Perdón, tal vez por aquí se vea mejor.

PEGASO THRILL


Y las dos...

PEGASO THRILL


¿El mejor Pegaso Z 102? ¿El más...? No lo sé, pero hay cosas sobre las que no caben dudas, que este Pegaso ha pasado a la historia, su espectacularidad y belleza han cautivado a generaciones, ha ganado concursos de belleza (de ayer y hoy) y es; a nivel 1:1 como a escala 1:32, "Thrill".

PEGASO THRILL


Salud

3 comentarios:

Embrague dijo...

Estimado Luis, que gran narrador de pensamientos eres. Magnífico texto.

Después de leerte mis reflexiones me llevan a la conclusión de que el Thrill podría ser el Veyron o el Koenisegg de la época acompañado de grandes dosis de inocencia o ilusión por lo nuevo, en tiempos de postguerra para todo el mundo occidental.

Uno de los mejores Touring sin duda, pero creo que como ejercicio de "escuela de diseño", donde todo se supedita a un objetivo que narras muy bien, ser distinto...la forma...

En mi opinión, pienso que el resultado industrial o arquitectónico perfecto ocurre cuando el diseño o forma se une a la función de manera simbiótica, y donde no se entiende una sin la otra. En esta circunstancia paralela de forma y función perfectas proporciona un objeto perfecto donde su sencillez, que no simpleza, guarda mucha complejidad.

Es por ello que creo que de aquellos diseños de Touring para Pegaso, que condensan esta idea de belleza y efectividad técnica las que más se aproximan son las barquetas de Le Mans. Máquinas perfectas de diseño perfecto en su forma, en su función y en su mecánica.

Haciendo un simil, el "Ipod" de la época dentro de la gama Pegaso realizada por Touring serían las Barquetas Le Mans, (donde su sencillez y función las hace pasar desapercibidas) mientras que el bellísimo Thrill sería el Guggeheim de Bilbao, donde lo que menos importa es que sea un museo, ni su contenido, importa la forma del edificio...

¿Alguien sabe de algún cuadro famoso del museo de Bilbao? ¿Y a quien le importa la mecánica del Thrill?...Es bello y punto.

Gracias por tu trabajo Luis.

Marc dijo...

Un coche realmente hermoso y un artículo entretenido, bien escrito y con fotos que quitan el hipo. Quiero uno¡¡!!

Joan-er-cunyao dijo...

Wenas!!! Que bonito que es el coche, pero a mi hay otro que me gusta mucho más, y tu ta sabes cual es ajijeajeajieiaj
Gracias por el articulazo!
Adeu y gassss

DEMO.SLOT

Se ha producido un error en este gadget.

ALL RIGHTS RESERVED

RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS