lunes, 21 de enero de 2008

Ford Escort RS 1800 Roger Clark

Roger Albert Clark, fue el primer piloto británico en ganar una prueba del campeonato del mundo de Rally (WRC), algo que hizo en casa, en el RAC Rally del año ’76 al volante del polivalente Ford Escort RS 1800, el mismo que ahora reproduce SCX (Tecnitoys) fruto del encargo de un cliente británico y que parece ser sólo se comercializará fuera de nuestras fronteras, un vehículo que para el mercado británico suponía sin duda una deuda, un piloto y un modelo de gran valor histórico.

FORD MKII DIRT EFFECT


Tras muchos años dedicado al mundo del motor y pilotar muy diferentes máquinas, tanto de circuito como de Rally, (entre otras la Ford/Lotus Cortina con la que ganó entre otros el Rally de Escocia del ’67) su debut en el Campeonato del mundo no se hizo efectivo si no hasta el Rally Safari de 1973 donde tuvo que retirarse. Su segunda carrera en WRC la dejaría para casa, haciendo con su Escort RS 1600 un no sorpresivo y sí meritorio segundo puesto. Roger Clark no fue un piloto que se prodigase mucho en las pruebas del mundial, pero sí un habitual de hacerlo en zapatillas, siempre en casa, así en 1974 ese Rally fue su única aparición en el mundial. En el año 75 comenzó con una retirada en Sanremo, para volver a atacar con fuerza en su Rally, en el que terminó en un fantástico segundo puesto con la RS 1800.


FORD MKII DIRT EFFECT

El año ’76 parece comenzar con un Clark con hambre de mundial, atacando cada tramo en Montecarlo como si estuviese en su RAC, pero sin su tierra y sin su público Clark se despidió del principado con un séptimo puesto. Este mismo año Clark viaja nuevamente a tierras africanas, pero esta vez no para disputar el Safari, si no para hacerlo cobre la complicada tierra de Marruecos, un Rally que ganó el Peugeot 504 de J.P. Nicolás. Tras Marruecos sólo tres Rallyes quedaban para llegar a finales de noviembre con su Ford a punto y hecho al que iba a ser su copiloto, Stuart Pegg, el barro les esperaba en York como anfitriona del 25º Lombard RAC Rally; tenían la experiencia, el coche y el hambre, sólo les quedaba conseguir hacer llegar a su pequeño Ford hasta los más alto de cajón.

FORD MKII DIRT EFFECT


Clark y Ford ya habían, antes de la llegada del WRC, saboreado las mieles del éxito del RAC en el 21st Daily Mirror RAC Rally disputado en el año 1972. Clark rompía así el “maleficio escandinavo”, y es que desde que en 1959 ni un piloto británico – Gerald Burgess – ni una Ford – la preciosa y recién re-estilizada Zephyr Six – ganaban el 8º RAC Rally, un Rally que hasta ese 1959 sólo había sido ganado por pilotos británicos. Sin duda aquélla del ‘72 fue la victoria más deseada, pero Clark no podía permitir que estuviese sola en sus vitrinas, y en 1976 todas las circunstancias parecían invitar a Clark a un podium que había vuelto a manos escandinavas.

FORD MKII DIRT EFFECT


Roger Clark se hizo con la victoria al volante de este fantástico Ford Escort RS 1800 ahora reproducido por Tecnitoys devolviendo, como hemos dicho, el RAC a manos británicas. La alegría para los de la isla no duraría mucho pues los escandinavos volvieron a hacerse con él desde el ’77 hasta que en 1990 lo ganase Carlos Sainz al volante de su Celica Gt-Four, un Sainz que repitió en 1992 al volante de su Celica Turbo 4WD. Intercalándose Juha Kankkunen en 1991 y 1993, llega otra de las victorias más deseadas y celebradas, la de Colin McRae en 1994.

FORD MKII DIRT EFFECT


Diez años más tarde, en 2004, se recrea la ruta del clásico RAC Rally, una competición de clásicos restringida a vehículos anteriores a 1972, una competición denominada RAC – Rally; en honor a Roger Albert Clark – Rally.

FORD MKII DIRT EFFECT


Si bien el Rally en el Reino Unido no sería lo mismo sin la figura de Roger Clark, nadie puede poner en duda que el mundo del Rally no sería lo mismo sin Ford, una marca que pese a no disponer del Palmarés de títulos del Mundo de Lancia (10), gracias a estas dos últimas temporadas ha logrado situarse al nivel de Fiat con 3 títulos de constructores. Pese a que este dato nos puede hacer pensar que Ford no ha estado al nivel de sus rivales en el Campeonato de WRC, tal vez el siguiente dato nos dé una imagen más fiel de la importancia de Ford en el mundo de los Rally, y es que sólo la Lancia (73) se mantiene por encima de Ford (64) en número de victorias en pruebas de Rally del WRC.

FORD MKII DIRT EFFECT


Lejos del Falcon “solitario” que disputó el Safari en 1962 llegaban los Escort Twin Cam (TC) MKI, unos coches que rápidamente se pondrían en manos de los más prestigiosos pilotos del momento, pilotos a los que se encomendaba hacer del primer Escort un vehículo competitivo y fiable. Lo primero se consiguió en no mucho tiempo, pero la fiabilidad de los Escort estaba en entredicho, tal vez por la cantidad de elementos de los que disponían iguales a los Escort de serie. Así, con un vehículo mejorado el fabricante estadounidense se planta en los años ’70 con un vehículo que rondaba los 900 kilogramos, con 1.800 c.c. y una gran potencia que dicen llegaba a desarrollar los 270 CV. La cadena cinemática se revisó de “cabo” a “rabo”, desde la caja de cambio hasta una completa remodelación del tren trasero donde se hizo especial hincapié en reforzar ejes, una suspensión de muelles efectiva, pasando por una nueva inyección…

FORD MKII DIRT EFFECT


De la reproducción efecto barro con la que Tecnitoys (SCX) ha querido rendir homenaje a Roger Clark y a los 50 años de Ford en los Rallyes, me gustaría decir que es homenaje a la victoria como constructor en la temporada 2007 pero cuando el proyecto de comenzó a gestar era más que incierto el resultado de Ford pues Citroën venía con mucha fuerza con Loeb y Sordo en sus filas, sirva en cualquier caso para ello este fantástico embarramiento que da el correr muy, muy deprisa, por las tierras de York. Como se puede ver en las fotografías que siguen, el barro ha ido cubriendo el anterior modelo de Clark, y si comparamos con las fantásticas fotos de Luis Vega en el anterior artículo sobre este coche, lo que ha hecho el fabricante español es cubrir literalmente la carrocería con una fina y gradual capa de “barro” de forma muy correcta. Así se alternan zonas totalmente cubiertas, con zonas de embarrado suave y goterones de diferentes tamaños.

FORD MKII DIRT EFFECT


Siendo exactamente el mismo modelo que el ya citado, salvo por el barro fruto de los muchos, tortuosos y húmedos caminos que llevan hasta la victoria, sólo vamos a destacar sobre otros modelos de la marca el cambio en las pletinas de la guía, algo que desconocemos si será norma a partir de este momento o ha sido excepción para este modelo en concreto.

FORD MKII DIRT EFFECT
Impresionante detalle del frontal


FORD MKII DIRT EFFECT
Espectacular zaga


De su estudio en "pista", pasamos a estudiar poco más en detalle algunas de sus características, más que técnicas podemos decir constructivas. Así comenzamos por la configuración típica en SCX (Tecnitoys), motor tipo RX, imán de neodimio rectangular regulable en altura, piñón de 9 dientes, corona de 27 dientes, llantas de plástico y ejes en acero. Pinhando en la siguiente imagen podemos apreciar en detalle el chasis y cómo encaja éste en la carrocería:

FORD MKII DIRT EFFECT


En cuanto al chasis no encontramos diferencia alguna con respecto a la anterior versión del mismo modelo salvo que éste ha sido embarrado sobre la tampografía original en su práctica totalidad, incluyendo ciertos detalles que nos hace pensar que lo han sido por error, tales como la guía, trencillas, cojinetes, imán, motor..., en resumen, embarrado.

FORD MKII DIRT EFFECT

FORD MKII DIRT EFFECT

Detalles como el gancho para ser remolcado en caso de emergencia, tratándose del RAC, ser sacado de caminos embarrados e incluso nevados, nos resulta un detalle digno de mención:

FORD MKII DIRT EFFECT


Si en "carrera" siempre es complicado atender a sus detalles, en la siguiente fotografía trataremos de resaltar ciertos aspectos del perfil de este modelo sin entrar en la buena resolución de los pasos de rueda, en especial los traseros, las llantas, limpia parabrisas, espejos..., elementos sin duda fruto de un estudio detallado y pormenorizado de la unidad. Comenzando así por su zaga, y tras haber podido disfrutar de los guarda salpicaduras, el escape y el gancho de emergencia, subimos por la zaga dividida por una línea recta que hace que el ángulo que ésta provoca divida la misma en dos curvas, muriendo esta última en un pequeño y discreto spoiler. Muy bien resueltos por el fabricante los tres volúmenes que partiendo desde la zaga quedan perfectamente delimitados angularmente pero discretamente suavizados en su molde. En parabrisas delantero resalta debido a su curvatura, como si del parabrisas de este Escort 1:1 se tratase. El capò del coche finaliza en un pequeño ángulo "aerodinámico" cortado sobre la embarrada entrada de aire frontal y la farera a ella acoplada.


FORD MKII DIRT EFFECT


Sin duda un vehículo que no faltará en la colección de ningún amante de la marca Scalextric (Tecnitoys), aunque sea bajo la denominación SCX, de ningún amante de la marca estadounidense y menos de un coleccionista de reproducciones de vehículos pilotados por los grandes pilotos ingleses.

...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Chapeau!!!!!! me lo copia para fondo de pantalla

Aziru dijo...

Un coche precioso pero más aún cuando lo tienes en tus manos.Muy buen artículo, nos estáis acostumbrando muy mal ;)

DEMO.SLOT

Se ha producido un error en este gadget.

ALL RIGHTS RESERVED

RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS