jueves, 15 de octubre de 2009

AUDI QUATTRO SPORT S1

Tras el S1 de La Carrera de Campeones no podía faltar el "complemento" Revell, el del Rally 1.000 lagos de 1985, disputado, como siempre, en tierras del Sur de Finlandia. En la época en la que sí hay noche, más desde luego que en junio, a finales de Agosto de 1985 Finlandia se vestía de Rally. Un rally que, curiosamente, pese a no disputarse sobre superficie helada y hasta 1990 que ganara Sainz, había estado dominado por pilotos nórdicos. No hay nieve, pero sí rapidísimas pistas de tierra cuya etapa reina es la especial de Ouninpohja, esa que todos los aficionados guardamos en nuestras retinas por sus largos y espectaculares saltos..., aunque las fotos sean sobre asfalto.

QUATTRO S1


Pese a ello, la S1 no pudo hacerse con la victoria en 1985; una victoria que se iría a manos de local Timo Salonen al volante de la incontestable Peugeot 205 T16 Evo 2, la máquina que dominó el mundial del ’85.

QUATTRO S1


El fenómeno Peugeot eclipsaría la temporada de Audi, tanto es así que la única victoria de la S1 (Que espero veamos en edición especial conmemorativa de Revell) se la llevó en el San Remo. Desde luego que esa sola victoria y un pequeño puñado de segundos puestos no era el bagaje esperado por la alemana para la temporada que marcó el final de un proyecto deportivo que cumplía cinco años en la cumbre.

QUATTRO S1


Audi veía impotente cómo la temporada se le estaba escapando; pese a los intentos de seguir súper vitaminado sus máquinas (Argentina 1985 – Car and the Team pg. 29) todo esfuerzo resultaba infructuoso pese a contar con las mejores y más experimentadas manos.

QUATTRO S1


Así se presenta Stig Blomqvist en el 1.000 Lagos, con una máquina que para hacerla competitiva tenía que pilotarla al borde de sus límites técnicos. La S1 era más que rápida, se mostró muy fiable y segura, Blomqvist la pilotó como nunca. Cada final de etapa era un “Al límite, la he llevado al límite”, pero cada vez que leían los tiempos no podían explicarse por qué tipo de carril había circulado la extraterrestre Peugeot de Salonen, quien se adjudicaría el Rally por tan sólo 48 segundos.

QUATTRO S1


El gran faldón delantero del que nacen dos gigantes arcos que cubren las ruedas del eje delantero. Tras ellos un gran alerón rectangular bajo las puertas, que aunque Audi decía servían sólo como elemento estético no eran sino un apoyo aerodinámico extra. Terminaríamos con el gran spoiler de la zaga.

QUATTRO S1


Dos secciones transversales encargadas de ejercer mayor o menor fuerza aerodinámica (efecto suelo) a solicitud del piloto y dependiendo del tramo. De ahí las tuercas reproducidas por Revell.

QUATTRO S1


Terminado un primer “vistazo” aerodinámico, entramos de lleno a hablar de nuestra S4, una máquina marcada por la necesidad, recordemos el Acrópolis, de refrigerar su motor. De ahí que en el morro encontremos una gran entrada de aire y varias rejillas de salida sobre el capó.

QUATTRO S1


Nuestra zaga esconde tras esas dos rejillas negras, los radiadores y dos grandes ventiladores a la izquierda (lógicamente no visibles en la unidad a escala). A su derecha, y bajo dichas rejillas la entrada del depósito de aceite. De hecho si levantásemos la tapa del maletero encontraríamos un spoiler trasero en el aire y un maletero cargado con radiadores de refrigeración. Puede parecer exagerado, pero era estrictamente necesario.

QUATTRO S1


Las llantas Speedline de cinco brazos son, junto a sus espejos retrovisores, los grandes tapados de esta unidad, si tenemos en cuenta su óptima tampografía y sus espectaculares apéndices aerodinámicos.

QUATTRO S1


Cuando uno tiene amigos a los que este coche les "pone", sé que le gustará, tan sólo porque es un S1, tal vez ese coche "preferido" del que todos tenemos uno. Y cuando un fabricante te da una doble alegría..., sobre todo cuando hay detalles que gustan.

QUATTRO S1


Detalles de calidad...

QUATTRO S1


Aunque a veces pagas el precio de no poderlos disfrutar en pista como quisieras..., un debe importante, máximo cuando son reproducciones para slot; y con o sin imán las Quattro de Revell son complicadas..., aunque guapas, guapas son un rato.

QUATTRO S1


Salud

6 comentarios:

Joan-er-cunyao dijo...

Wenas!!!! Fantástica entrada compañero! Las fotos y texto..... como simepre de lujo. Sobre lo que comentas de que el piloto decía eso de haber conducido al límite y quedaba detrás del peugeot, pués fíjate que hasta eso han sabido hacer bien los de revell, es un coche extenuante en la conducción a escala 1/32 jaje iaei aiej ia con el coche a escala 1/1 ajie ajie jaiej aje
Adeu y gassssss

Jordi Villanueva dijo...

que preciosidad de coche sueño con tener un quattro de exin

supergenix dijo...

Que chulada, me encanta la última foto, es muy muy bonita...

Waskalas dijo...

Me suena...

Coche bonito, tengo que conseguir otro para prepararlo hasta las trancas.

Una vez más gracias por compartirlo

Un saludo

PI-MADRID dijo...

¿Prepararlo?, la versión Raid estaba el otro día a 20 € en el POLY de Alcalá de Henares,Luis....

Jorge Luis dijo...

Cuidadín con el faldón delantero, que por experiencia de un compañero de Foro, os digo que son delicaditos para abrir ....

DEMO.SLOT

Se ha producido un error en este gadget.

ALL RIGHTS RESERVED

RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS