martes, 16 de diciembre de 2008

LOLA T70 SPYDER - Surtees

Si bien no es la primera Lola T70 Spyder de Sloter, también estoy seguro que no será la última que entre en mi colección, y por muchos motivos. La tercera de las T70 de Sloter presentada igual de bien que las dos anteriores, un compendio de todo lo que un coleccionista puede pedirle a un coche, buenos acabados, inmejorable presentación y óptima disposición para envitrinar..., y cómo no, se mueve en pista, que al fin y al cabo, hablamos de slot.

LOLA T 70 SPYDER


Utilizaré para la elaboración de esta entrada, y como base, parte de lo escrito en el mes de Agosto para la revista Más Slot con las peculiaridades propias de esta nueva Lola T70 Spyder. En primer lugar, lo correcto para este tipo de máquinas, es identificar de qué bólido estamos hablando, de su pedigree. En principio se podría tratar de la Lola T70 Spyder SL 71/43, la primera campeona, aquélla que fue vendida a John Mecom, más que vendida facturada, y entregada por este al Equipo Surtees (Team Surtees). De dicho equipo se toman sus colores, es decir, rojo como base y una gran flecha blanca en el morro.

LOLA T 70 SPYDER


Puede no ser esta primera, pues en todas las fotografías con las que cuento de esta SL 71/43 esta aparece con dos espejos retrovisores (negros), uno a cada lado del derivabrisas, muy bajo y plano. Esta SL 71/43 es con la que Surtees se estrenó, con el número 7 en sus puertas, en las Can-Am, en la carrera disputada en Bridgehampton el 18/9 del '66. El 13 de noviembre Surtees se proclamaba campeón en Las Vegas, primer campeón de las Can Am. Esta Lola volvió a manos de Carl Haas, pero no sería la última vez que Surtees la condujera, pues en 1967 la volvió a conducir por problemas en su Mark IIIb Spyder.... cómo no, en el Gran Premio de Stardust, sí, en el circuito en el que en el '66 se proclamara campeón, y con la misma Lola ahora ganaba un nuevo Gran Premio un año más tarde.

LOLA T 70 SPYDER


Lo más probable es que se trate sin embargo de la Lola T70 Mk IIIb con número de chasis SL 75/123, vendida al Team Surtees en septiembre del '67, pilotada por este con un motor Chevrolet de 5,7 litros. Sea cual sea esta Lola, probablemente la que corrió el Gran Premio de Riverside, Gran Premio en el que clasificaría noveno pero que no terminaría. Esta máquina, tras la no tan buena temporada de Surtees en las Can - Am fue pilotada por Tom Dutton con el mítico Chevrolet 427.

LOLA T 70 SPYDER


Nos quedan muchas por disfrutar, eso espero, sobre todo la de Parnelli Jones, la del pequeño alerón delantero y una admisión con unas modificaciones maravillosas... y por qué no... alguna coupé... aunque me sigo conformando con las Spyder. Y hablando de modificaciones, y demostrando que Sloter ha "enrailado" el rumbo, puede que el año que viene tengamos molde nuevo para un vehículo ya reproducido, pero "hasta aquí puedo leer", tenemos tres tarjetas, la que nos ha dejado... Si el rumor se confirma se confirmará lo que llevo viendo desde hace algún tiempo en Sloter, que es una marca que escucha a los aficionados, en primer lugar porque es una marca que la forman aficionados, en segundo lugar... porque me estoy haciendo Lola-Corsa-maníaco, siendo desde hace tiempo 312-maníaco.

LOLA T 70 SPYDER


Extraída de su caja de lata, me dirijo directamente a la base, serguirá siendo la misma, respiro, es la misma, igual de bonita y bien presentada..., y teniendo en cuenta que en mis dos anteriores artículos sobre las T70 Spyder de Sloter no colgué fotografía de la base, en este artículo colgaré una, también, de su base. El color rojo es impresionante, y sin la tapa del capó desmontado hay admitir que lo primero que sigue llamando la atención son esas ocho trompetas como ocho soles que brillan sobre su negra culata... pero mira, y perdón por la expresión, que está bien parida esta máquina coñe.

LOLA T 70 SPYDER


Una tampografía con la que Sloter sigue dando pasos adelante, se nota que alguien está sobre el tampógrafo, y es que se nota el blanco sobre rojo para eliminar transparencias. Repetimos motor en V, con sus 8 trompetas que me llevan a sus 8 cilindros, las culatas, el bloque, la distribución, los colectores de los escapes, cambio, tapón del aceite, suspensión, chasis...., tanto es así que uno, ahora más que justificado, piensa estar ante una maqueta más que ante un coche de slot, o ante el esquema sacado del Arias Paz.

LOLA T 70 SPYDER


Ahora ya sé dónde se encuentra el motor de slot, y para sorpresa y regocijo, le he dado unas cuantas vueltas, algo me indica que hemos logrado eliminar la ligera holgura de su cuna. Como la primera vez, pero esta vez en número de tres, coloco a mis Lola juntas y para repetir escena, el método es el método, admirarlas posadas sobre las fantásticas bases de resina fabricadas ad hoc por RAE (Resinas Artísticas Españolas), y quien dice RAE dice Paco.

LOLA T 70 SPYDER


Como ya dije, la base, como se puede ver en las fotos, imita el adoquinado de una calle, más europea (en concreto inglesa), haciendo honor a su procedencia, que norteamericana. La parte inferior de la base viene preparada para poder ser ubicada, sin riesgo a estropear mueble alguno, sobre una pegatina de fieltro que la cubre al cien por cien. A dicha base se encuentran sujetos, por dos tornillos y una pieza plástica anti roturas, el capò y por uno el Lola T70 Spyder de Surtees. Dicha base viene asimismo dispuesta con una pequeña abertura para introducir la pala de nuestro vehículo para que las cuatro ruedas entren en contacto con el empedrado tallado a mano por Paco..., Ibi capital del Slot.

LOLA T 70 SPYDER


Los conjuntos montados de goma más llanta son una auténtica belleza. Una llanta negra de seis radios enmarcada en su circunferencia por un aro cromado que forma parte de la misma. Los neumáticos, slick de la marca GoodYear, son elegantes, fabricados en goma negra con una finísima banda azul pintada dejando el nombre de la marca entre ella y la llanta completan el conjunto. Tanto la banda azul como el nombre del fabricante vienen pintados sobre la propia goma, debiendo tener mucho cuidado a la hora de extraerlos o tocarlos, pues su pintura no es todo lo resistente que cabría esperar.

LOLA T 70 SPYDER

LOLA T 70 SPYDER


Con respecto al molde del Lola no podemos si no congratularnos por su excelente realización y acabado. Pese a lo que se podría pensar, la carrocería no es de una sola pieza, sino de tres principales. Habiendo, más o menos descrito su motor, o mejor dicho, su motor, nos trasladamos a su fantástico morro de faros carenados y tres aberturas frontales. La principal y más grande para la refrigeración del radiador. Las dos laterales redondas para la refrigeración de los frenos, y en algún caso para conducir aire fresco al interior del habitáculo. Después veríamos versiones con toberas en los laterales para que el aire fresco entrase por los laterales.

LOLA T 70 SPYDER


Sobre el capó delantero (no practicable aunque es lo que parece) nos encontramos un gran orificio, destinado a la expulsión de aire caliente del interior del morro, en el que si se pudiera abrir encontraríamos la batería, una rueda de repuesto... El gran derivabrisas, fabricado en plástico transparente, enmarca el fantástico habitáculo, por normativa, biplaza. El piloto no está en su posición habitual, pero lo podemos introducir en él sin problemas pues se acompaña en el compartimiento correspondiente de la gomaespuma de la caja de lata.

LOLA T 70 SPYDER


Me extraña encontrar tres pedales, pues esperaba encontrarme tan sólo dos, pero aclaradas mis dudas continúo disfrutando de su plateado interior. Dos extintores perfectamente decorados a los pies del puesto del "copiloto", el selector de velocidades a la derecha del piloto y un completo cuadro de mandos tras el pequeño volante de tres radios.

LOLA T 70 SPYDER


Presidiendo todo el habitáculo se encuentra el frágil (este tras dos salidas de pista se me dobló un poco, sin llegar a partirse por su único punto de unión con el "cristal") y bien reproducido espejo retrovisor enteramente cromado y por el que no sólo se vería a los rivales perseguidores, sino también las trompetas del potentísimo V8 de Surtees.

LOLA T 70 SPYDER


Había pensado en hablar de las Can-Am o del campeonísimo Surtees... ¿qué no ha ganado este hombre?, pero algo hay que dejar para próximas entradas, y me temo que en breve tendremos más, gracias, muchas más oportunidades, Lolas y Surtees y..., hasta aquí puedo leer... (Cito; Mayra)

LOLA T 70 SPYDER


Con respecto a la calidad del producto es sencillamente innegable, es magnífica, de lo mejorcito que hemos visto, tocado y visto rodar, permitiéndome pegar con celo a un Surtees, que terminaré de pintar, a su asiento y con el brazo en alto, en señal de victoria, de la victoria final del primer título de las Can Am o de las tantas carreras que ganó... y ya que hablamos del coche, hablemos de esta T70 en concreto..., o mejor, de las que queden por venir.

LOLA T 70 SPYDER


Una marca que, como he dicho, ha encontrado un camino, se llama calidad, se llama afición.

LOLA T 70 SPYDER


Salud y hasta la próxima con nuevos 312PB y Corsas...

No hay comentarios:

DEMO.SLOT

Se ha producido un error en este gadget.

ALL RIGHTS RESERVED

RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS