jueves, 9 de julio de 2009

CHEVROLET CAMARO CHAPARRAL

El Chevrolet Camaro Chaparral o el "Correcaminos de la Pajarita", una máquina de la que el mes pasado tuve la fortuna de publicar un primer artículo para la revista y hoy repito para contar parte de lo que me dejé..., y por supuesto, para tres buenos compañeros sloteros, Sitol, Jorge Luis y Guillermo (Súper)..., porque esto es una máquina.




La marca de la bow-tie finalizaba la década de los '60 como campeona de las Trans-Am series, y comenzaba la de los '70 con una de las más bellas máquinas jamás construidas por la General Motors, la Chevrolet Camaro del '70. No cabe duda de que la Trans-Am Racing de la SCCA prometían ser las más espectaculares hasta la fecha y con todos los grandes (Ford, GM…) presentes con los mejores pilotos norteamericanos de la historia, leyendas como Gurney, Donohue, Follmer, Hall, Leslie, Elford… Un Javelin..., necesito un Javelin de Hornby...

CHEVROLET CAMARO CHAPARRAL


Los Muscle Cars (y a mí que nunca me ha entusiasmado esa expresión) arrebataban todas la miradas en la Norteamérica de las cilindradas y potencias estratosféricas, los Mustang, Camaro, Javelines, Thunderbird, Challenger estaban compitiendo en los concesionarios y en los circuitos como nunca antes se había visto y siguiendo el motto de Henry Ford de “Win on Sunday sell on Monday”.

CAMARO CHAPARRAL


Chevrolet acababa de perder al glorioso equipo PENSKE (palabras mayores), con quien logró las victorias de las dos anteriores temporadas. Con el equipo de Roger Penske en American Motors Chevrolet necesitaba urgentemente un equipo –preparador y pilotos- para su nueva máquina.

CAMARO CHAPARRAL


La empresa era arriesgada, bólido nuevo, sin probar en circuito y con el anterior equipo en la “competencia”. Chevrolet en esos momentos proporcionaba motores, y mucho más, al pequeño equipo de Jim Hall, quien había demostrado su genialidad en las Can Am series con sus revolucionarias máquinas blancas... CHAPARRAL.

CHEVROLET CAMARO CHAPARRAL


¿Quedaban dudas? ¿O quedaban dudas sobre su trabajo de tampografía?..., no, ¡¡es una virguería de cochecito!!

CHEVROLET CAMARO CHAPARRAL>


A Hall le faltó tiempo para aceptar el reto de preparar las nuevas Camaro para las Trans Am al tiempo que continuaba sus proyectos en las Can Am con el increíble 2J. A este punto admito que, como he dicho en muchas ocasiones, no me gustan las Chaparrales, sencillamente las admiro. Pero Hall no se contentaba con prepararlas, necesitaba probarlas y probarse a sí mismo tras su accidente en Las Vegas en 1968.

CHEVROLET CAMARO CHAPARRAL


Y hablando de probar y accidentes..., el espejo retrovisor es flexible..., está concebida para disfrutarla en pista, eso sí, cambiando el chip. No va a ser un maquinón, olvidemos batir nada; pensemos en imán, o mejor, pensemos en disfrutarla bajando el pistón, pensemos en trabajo, en limar, rebajar, eliminar alguna pequeña pieza eliminable para correr y... estrenemos sección: "Preguntemos a Sitol"..., pensemos en disfrutar.

CHEVROLET CAMARO CHAPARRAL


Se daba el banderazo de la temporada que abría década y las Camaro no brillaban como sí lo hacían las Mustang y Javelines, sin puntos en Laguna Seca y Dallas cancelada llegamos a Lime Rock con un Hall al que se acusaba de centrar sus esfuerzos en las Can Am. No sé si por rabia o por qué razón, Hall terminaba cuarto y Leslie segundo en la “sister car”.

CHEVROLET CAMARO CHAPARRAL


El resto de la temporada no mejoró; sin alcanzar ni un solo podium hasta Watkins Glen donde Vic Elford, quien había ya sustituido a Hall al volante de su Chaparral Camaro, alcanza el primer puesto. En esa misma carrera Leslie terminaría séptimo, una posición que tras las muchas retiradas e incluso una bandera negra, sería paradójicamente “alentadora”.

CHEVROLET CAMARO CHAPARRAL


Sin la posibilidad de añadir los ingenios aerodinámicos y mecánicos de mi admirado Hall en la Camaro sólo le quedó la posibilidad de competir con un coche que había perdido el nervio de la anterior Camaro del ’69. Así, y sobre la base de la Standard –no de la RS– no le quedó más posibilidad que optimizar sus cualidades mecánicas "de serie" y exprimir al máximo sus posibilidades. Y dan ganas de exprimirlo..., el real..., y conformarnos con el 1:32. Tal vez no lo pueda transmitir con las fotos, tanto menos si a alguien no le gusta el coche, el tiempo que me pasé dándole vueltas en la mano...

CHEVROLET CAMARO CHAPARRAL


Tal vez un pero, o dos. Tal y como indiqué, las llantas no son lo mejor, y aunque muy logradas, más teniendo en cuenta que es plástico gris, no les hubiera venido mal una finísima capa de pintura para eliminar ese aspecto de lo que es..., plástico. Para no prescindir de estas llantas en pista bastará un pequeño lijado. El grip no es malo, para lo que es, pero el ancho hace que tienda al vuelco. Llanta más ancha y un neumático de grip medio, necesitamos perdón.

CHEVROLET CAMARO CHAPARRAL


Con el motor de serie, un Chevy Small Block V8 de 302 pulgadas cúbicas –casi 5.000 cm cúbicos si no me equivoco– apurado hasta las 304 pulgadas cúbicas de las 305 que como máximo dejaban los reglamentos, que erogaba una potencia –estimada– de 475Cv. Cuatro marchas, frenos de disco. Algunas de las pijadas que Hall se permitió fue la de eliminar peso retirando el salpicadero de serie para incluir uno modelado por él y en fibra de vidrio.

CHEVROLET CAMARO CHAPARRAL


Tal vez el interior no es todo lo detallado que acostumbran los británicos de Scalextrix, perdón, Hornby..., digo Superslot. ¿Y qué mas dá? Digo que da igual quien lo fabrique, porque es superior, porque es fiel..., y piloto reproducido hasta los pies.

CHEVROLET CAMARO CHAPARRAL


Y dos más para finalizar, dos que no vendrían a cuento pero que me parecieron, por un lado curiosa y en el segundo espectacular... Para correr eliminaremos el spoiler "patrocinado" sin necesidad de romperlo, baste abrirlo. Y hablando de romper..., ese parabrisas... estará seguro :)

CHEVROLET CAMARO CHAPARRAL

CHEVROLET CAMARO CHAPARRAL


Hoy en día esta maravilla, a escala 1:1, está en manos de una familia coleccionista de Muscle Cars (que expresión más fea) y clásicos americanos con los que compiten en las muchas carreras de clásicos americanos disputadas en Estados Unidos. Entre otras de sus joyas encontraremos los únicos dos Pontiac Trans Am supervivientes a la temporada del ’70 –No el de Titus–.

CAMARO CHAPARRAL


Salud

9 comentarios:

Waskalas dijo...

Una entrada estupenda y quizás uno de los pocos chaparrales que me guste, quizás porque sea más chevrolet que chaparral.

Por ciero
to, el faldon delantero, ¿era transparente en la realidad?

DEMO dijo...

Gracias por la pregunta Luis.

El por qué era transparente, según mi teoría, se debe a la especial relación de Hall con Lexan (quien le patrocinaba), de ahí que Lexan quisiera tener su espacio en la Camaro Chaparral..., un espacio llamativo pese a ser transparente.

Salud

Guillermo Criado dijo...

He estado buceando un poco sobre este particular y, según declaraciones de Jim Hall, además de la función obvia de pegar el coche al suelo, con el spoiler de lexan se evitaban roturas o dobleces que en otros faldones de plásticos rígidos o chapa eran frecuentes.

Eso no quita que el hecho de que fueran transparentes sea, como dice Demo, una estrategia publicitaria.

Saludos.

Waskalas dijo...

Lexan....no se de qué me puede sonar..., algo sobre yogures...I'm not sure...

En cualquier caso gracias a los dos por la respuesta

Joan-er-cunyao dijo...

Wenas!!! Gran entrada Luis!!! las fotos, de lujo, y la historia de la chaparral... de cine. Ahora, te puedo aseurar que el cochecito que me dejó Sitol era una gozada de deivertido aje iaje la verdad es que me lo pasé my bien pilotándolo en la tienda del Alex ajieajie j
Adeu y gasssss

SuguSslot dijo...

Quiero uno!!!q guapo, estoy enamorado el camaro nuevo pero el antiguo se las trae tambien!!

sitol dijo...

fue amor a primera vista!!! veo ke te acuerdas juan!!!hasta ke akel crio dejo el mando en la pista....

Jorge Luis dijo...

Ya disdruté cual enano con el magnífico artículo de Luis, y poder leerlo aquí en su blog es sencillamente un regalo. Un regalo cuya especial dedicatoria agradezco más si cabe. Que la P.R.I.C.A. siempre se siente ávida de novedades en materia de clásicos U.S.A. es casi de general conocimiento entre los compañeros que suelen entrar a este blog y en Foros donde solemos encontrarnos. Que esta Camaro/Chaparral es uno de los más bellos modelos jamás creados es un hecho que no admite discusión .... como tampoco lo admite el que los Camaro de 1968 y 1969, en manos del equipo de Roger Penske, eran infinitamente más competitivos. La nueva Camaro seguía el mandamiento de la industria americana de los '60 y primera mitad de los '70 -larger, lower, wider-, pero era más pesada y menos ágil que el modelo precedente, y Hall no pudo hacer milagros en tan poco tiempo.

A las carreras de la Trans-Am de finales de los 60 y primero 70 se las conoció con el sobrenombre de la "guerra de los pony car", y es que estaban todos, pero absolutamente todos los deportivos americanos representados: desde los Javelin de American Motor Company, pasando por los sempiternos Mustang de Ford, los Camaro de Chevrolet y Firebird de Pontiac ( por la General Motors) y los 'Cuda de Plymouth y Challenger de Dodge, por la Chrysler Motors Corporation. Scalextric/Hornby/superslot debiera seguir en este camino, tras habernos ofrecido numerosas decoraciones de la Mustang Boss 302y del Camaro de 1969 (especialmente lograda la decoración del equipo de Roger Penske), pero en donde abundan decoraciones "actuales" de las pruebas de coches históricos. Teniendo rpesente que en USA hay sufieiente mercado para estos bólidos, ¿qué tal ese Javelin que Luis nos recuerda? ¿Y los Cuda y Challenger? Por pedir que no quede.

Mil gracias Luis, por estios regalos .... y eso que no estamos en Navidad

supergenix dijo...

¡¡Fantástico Luis!! Es la versión del cámaro que más me gustaba en mi infancia. Había uno en estático de Guisval que me fascinaba, fue uno de los coches americanos que más pronto me atrapó. Gracias por la dedicatoria.

DEMO.SLOT

Se ha producido un error en este gadget.

ALL RIGHTS RESERVED

RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS