viernes, 15 de mayo de 2009

CHAPARRAL 2F (I) MRRC

Sin duda, si tuviera que elegir una máquina entre las muchísimas que se han fabricado lo tendría difícil, muy difícil; no más fácil sería encontrar una de entre todas aquéllas concebidas para ser la más eficaz en un circuito; no sólo la más rápida, sino también la más fiable. No pudiendo tomar una y elevarla a lo más alto de mis "gustos" automovilísticos, sí puedo tener un elenco de las predilectas, sin número, pero tal vez sí con cierto orden. De las ordenadas de forma ordinal más de una pequeña Chaparral estaría entre ellas, y tal vez dentro de todas las Chaparral la 2F comparta posición con la 2J. El por qué es sencillo, admiración, y es que los pájaros blancos de Jim Hall son sencilla y llanamente geniales; tal vez por ello pueda decir que son bonitos. A escala tenemos el placer de disfrutar de las reproducciones de varias marcas, y más que se sumarán a esta aventura; hoy nos toca el (I), la Chaparral 2F de MRRC, una máquina que nos da todo esto por sólo 30 Euros.




El otro día estuve hablando con un amigo sobre las Chaparral, sobre los por qué podía ser una máquina que gusta o no gusta a primera vista. Él me dijo que el día anterior había compartido pista en un circuito con el buen compañero que es Sitol, quien disfrutaba en esos momentos de una Camaro Chaparral en pista. Desde luego, creo que cuanto más leo y aprendo sobre la historia de correcaminos y serpientes de cascabel más me gustan estas pequeñas aves tejanas, Chaparral: un correcaminos. Teniendo en cuenta que me gustaría escribir mucho, tampoco sé tanto, y que no hay mucho tiempo, ni fotos, dividiré esta pequeña entrada en dos, sirviéndome de parte del texto publicado en agosto con motivo de la Chaparral 2E de Racer -dentro de poco la de Slot.it-. Aprovechando que ese logo azul no volverá a salir en el presente, sólo decir de él que es un "speed-bird", logotipo de la Imperial Airways. Posteriormente utilizado por su sucesora, la British Overseas Airways Corporation. ¿Y a qué viene tanto rollo por un logo?, sencillo, porque su patrocinio es el que da el popular nombre a esta carrera, la BOAC 500

CHAPARRAL 2F


Tras los magníficos Scarab de Lance Reventlow (Florida) y los Cobras de Carroll Shelby (California), una nueva marca despuntaba en Midland (Texas), un nombre curioso, Chaparral, para unos coches que terminaron siendo demasiado efectivos para que un tintero no pisase su freno. Parecía extraño que una nueva marca se estuviese gestando en una ciudad como Midland (Tx.), una ciudad descrita como “Cuando estás muy lejos del El Paso, pero no puedes llegar a Houston”. Los culpables de tal desconcierto eran los jóvenes Jim Hall y James “Hap” Sharp, empresarios petroleros que unieron sus fuerzas para crear estos fabulosos vehículos blancos.


CHAPARRAL 2F


¿Por qué ese nombre? Chaparral, y ¿qué significa?: “Roadrunner” o “Geococcyx”, no es más que un ave terrestre capaz de volar y que pese a medir entre 46 y 61 centímetros de longitud, pueden correr a una velocidad de 24 kilómetros por hora. Un ave que prefiere esprintar a volar; aptitud que reservan para escapar más rápido de sus predadores, entre los que se encuentra el coyote, tal y como inmortalizó la WB en 48 episodios y un cortometraje…, el Correcaminos y su fiel perseguidor, “el Coyote”. El “Correcaminos” animado, y nuestro Chaparral, tienen una cosa más en común, algo que sin duda hizo que Hall y Hap se decidieran por este nombre en lugar de “Midland”. Ambos corredores son tejanos de procedencia (Ep. The wild chase – Correcaminos v. Speedy González).


CHAPARRAL 2F


Con la experiencia recogida y encorajinado gracias a sus camaradas “Hap” Sharp y Ronnie Hisson todos ellos deciden construir un pequeño circuito donde entrenar a las afueras de Midland, su ciudad. El terreno de su propiedad donde se ubicaría el mismo estaba salpicado de pequeñas edificaciones propias en una superficie de poco más de 8.000 metros cuadrados. Un pequeño circuito asfaltado de casi dos kilómetros de longitud y con forma de pera debería ser suficiente para poder tener ese “plus” que buscaban si querían hacer algo grande en el mundo del automovilismo. La idea era tener un circuito que “cazase” los fallos de sus coches, un circuito capaz de descubrir sus debilidades, y el nombre le vendría al pelo, “Rattlesnake Raceway”. Casualidad o no, la serpiente de cascabel (rattlesnake) es uno de los mayores predadores naturales de los chaparrales, y en este caso el Rattlesnake sería quien debería hacer más fuertes a los Chaparral. Sin hablar de cochecitos, sólo del por qué de algunos nombres y ya llevamos media entrada...


CHAPARRAL 2F


Seguimos hablando de MRRC, de esta pequeña máquina blanca de 30 Euros, de sus ópticas, de sus pequeños y muchos detalles. La anterior foto está realmente ampliada, sólo hay que ver la segunda instantánea, pese a ello, la calidad y definición del trazo es impresionante, y creo que esa sea la razón de acercarme tanto, de forma innecesaria tal vez, pero detalles así es posible que nos hagan apreciar algo más la máquina que tenemos entre manos.

CHAPARRAL 2F


Ferrari tendría su Fiorano, pero Chaparral ya tenía su Rattlesnake, algo que permitía a Sharp y Hall probar las evoluciones en sus coches al momento de operarlas y, en su caso, corregirlas, implementarlas, acoplarlas…, mientras que el resto de marcas deberían investigar en sus talleres, montar sus coches en sus propias bañeras, dirigirse a un circuito alquilado y correr. Comprobar si funcionaba y volver a sus talleres... Una Serpiente de Cascabel culpable, junto al departamento de Investigación y Desarrollo de la marca de la pajarita (Bill Mitchell), con mucho, de los éxitos de la marca del Pájaro Blanco.

FORD GT CHAPARRAL 2F MK IV


Y llegando al motor, aunque no lo vayamos a ver, la cantidad de conductos, entradas y salidas de aire horadadas en la carrocería nos dan una idea de lo que fue la máquina real, tan hija de la espectacular 2E, que con saberse el abecedario llegamos al siguiente ingenio de Hall. Pero tampoco es ahora tiempo de explicar el por qué de cada orificio, y todos son fiel reflejo, y todos tenían su función, porque como he dicho, tampoco sé mucho, y si no nada me queda para la parte II.

CHAPARRAL 2F


Puedo resultar pesado, pero cada vez que miro el precio al que la compré y la calidad que me ofrece sigo pensando que ha sido de los dineritos mejor gastados, tal vez porque la voy a ver guapa se ponga como se ponga, o tal vez no... 

CHAPARRAL 2F


Sí, la parte II es una comparativa visual entre las Chaparral 2F de Scalextric (Hornby) y esta Chaparral, de ahí fotos como la siguiente, donde sólo se ve el radiador de agua; los pequeños del aceite tras ellos lógicamente no se ven, esta no es la Lola de Sloter. Esos pequeños detalles son los que muchas veces nos dicen el mimo y el cuidado que un fabricante pone en cada coche, no el mimo al aficionado -imaginémonos a algún fabricante corriendo a darnos un beso con los brazos en cruz, ay...!!-, el mimo a su criatura, porque muchas veces se reproduce algo porque un fabricante es también un aficionado y no sólo una empresa.

CHAPARRAL 2F


Más madera que es la guerra, y más aire fresco. Refrigerar todos los elementos mecánicos y móviles no es algo sencillo, y menos en una máquina que durante el 67 necesitó un nuevo radiador para refrigerar el aceite para adaptarse a las necesidades del 427 V8 suministrado por la marca de la pajarita. Esos carburadores necesitaban mucho aire, unas réplicas de los Webers de 58 milimetros.

CHAPARRAL 2F


Ahí está ese V8..., siempre me pregunté que hubiera sido si Hall hubiese contado con el apoyo de Ford, y los soportes de la maravilla más espectacular en esta máquina, pues no nos engañemos, prestaciones de motores, velocidades puntas..., no son más familiares en este tipo de vehículos, pero algo tan sencillo como "dos palos que sujetan..." era tan diferente.

CHAPARRAL 2F


Las llantas, dejo a un lado las traseras para la siguiente entrada, un espectáculo, tal vez demasiado finas, y es que a estas alturas las llantas de finos radios se habían sustituido por las de dieciséis pulgadas en una sola pieza y fabricadas íntegramente en Arlington (Tx.). Desde luego que el dibujo es necesario, como la palomilla de la llanta, aunque tal vez esta debiera ser negra, es algo en lo que no me jugaré un céntimo.

CHAPARRAL 2F


Su espartano interior, de la 1:1 hablo, tal vez tanto como el de nuestra 1:32, eso sí, de las pocas que puede presumir de piloto completo, cuadro de relojes sin agujas indicadoras pero sí en tres dimensiones y pintados -dejo la foto para la comparativa-. ¿Phil Hill o Mike Spence? ¿Importa?

CHAPARRAL 2F


Y lo mejor para el final..., el ala, la magia de Hall. Tal vez una de las victorias más famosas, o tal vez la que en Europa más popularidad le granjeó, se debió, sin duda, a este ingenioso y sencillo, al menos eso parece, pero prometo que de fuerzas de aire conducido siendo de letras no entiendo. Tal vez la posición no es la más indicada para Brands Hatch, aunque teniendo en cuenta el pedal extra al pie de los pilotos, es posible que la hubieran tocado para la foto -y es que el ala era regulable desde su interior-. En principio, y para Brands Hatch, teniendo en cuenta los cambios de rasante y sinuosa que es la pista, lo ideal era llevar el ala con la cola hacia arriba, su punto máximo de fuerza -efecto suelo-.

CHAPARRAL 2F


Salud

6 comentarios:

davidforjas dijo...

Preciosas las fotos, viendolas me entran ganas de comprar cada uno de los coches de los que escribes, tan bien por ciero, además en los chaparrales se mezclan historias bonitas, las de Jim Hall. Precioso el coche, a mayor gloria de una marca MRRC que no tiene desperdicio y a un precio perfecto.

Muchas gracias otra vez

Joan-er-cunyao dijo...

Wenas!!!! Gran entrada Luis, las fotos, como no! son una delicica, y el coche, que a priori se ve "sencillo" cuando le acercas el zoom se ven detalles que hacen del coche una buena reproducción, a un precio más que bueno, ahora... el alerón grandote.... ajie jai ejaije i ya sabes, no? ajiejai

adeu y gasssssss

Waskalas dijo...

Muy buena entrada compañero, se nota en las fotos que te gusta el coche, Pero por más que lo miro lo único que veo es una especie de zapatilla con tejadillo. Claro, que para gustos los colores.

Un saludo

plagiarismisart dijo...

otro que tengo en la lista de pendientes!!! entonces mejor el mrrc o superslot? mrrc seguro!!! Estos de Jersey me tienen enamorado

tortero73@gmail.com dijo...

Muy interesante el artículo y las fotos muy ilustrativas de cada detalle que diste. También es uno de los que tengo pendientes.

Jorge Luis dijo...

Grandioso articulo, como todos los tuyos, Luis. Ya tenia el Ford GT Mk IV, tambien de MRRC, cuyo acabado me entusiamaba, pero despues de leerte decidi que necesitaba a esta extraña criatura alada y me lo compre en una tienda especializada en Malaga -por 29,95 €-.

¿Es bonito? Mmmmmmm, dificil de decir, cuando de la epoca eran la P-4 de Ferrari, o el mismisimo GT40de Ford, pero pese a su breve existencia, por el cambio de reglamentacion de la FIA y la prohibicion de motores de mas de 5 litros de cubicaje, es indudable que ha dejado huella. Por algo sera ...

DEMO.SLOT

Se ha producido un error en este gadget.

ALL RIGHTS RESERVED

RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS