sábado, 12 de septiembre de 2009

¿SLOT EN CRISIS? I parte

Desde hace más de un año llevamos escuchando hablar de crisis económica. Poco a poco quien más quien menos hemos ido viendo sus consecuencias, algunos las hemos ido también sintiendo en nuestras propias carnes; paro, ERE, menos beneficios, menos carga de trabajo traducida en autónomos y profesiones liberales en menos dinero, impagos de clientes, proveedores que no pueden continuar produciendo… La crisis Ninja se tornaba en crisis bomba, el efecto dominó comenzaba en un consumo demasiado alegre desde hace unos años, un consumo que no era sostenible a esos niveles.

La alegría se apoderaba de todos, cambio de coche, cambio de casa, compro casa, vendo piso, amplío hipoteca, compro coche y tele grande de plasma para el mundial y otra pequeña para el baño y no perderme ni una falta en el medio campo. Aumentaban como la fiebre los precios de las casas, los bancos concedían préstamos a diestro y siniestro, para casi cualquier nivel adquisitivo y para casi cualquier proyecto y me lo empiece usted a pagar en dos años. Todos éramos felices, algunos aprovechaban "se viajaban" y consumían esos préstamos concedidos para el desarrollo de su negocio sin pensar en que el chollo iba a faltar.

Entonces alguien comenzó a no pagar las letras, y también el de enfrente, y el otro, y el que cambió de coche, el que se hizo piscina nueva, el que cambió de casa, el del plasma en el baño y el del ultramarinos que ahora viaja en Cayenne. Como las mareas de septiembre comenzó a subir el nivel de morosidad y ahí comenzó todo…, o fue con la alegría con la que comenzó…, o en los 80 cuando los bancos prestaban no en relación con los depósitos sino en relación al patrimonio. Mientras los títulos suben de valor no había problema, pero ¿Y cuándo comienzan a descender?..., o como ahora, que ni se sabe cuánto valen.

Los títulos asociados al mercado inmobiliario se desploman (en una España en la que se construían en un año más viviendas que en Francia, Inglaterra y Alemania juntas), las hipotecas se acumulan junto a otros títulos de crédito en obligaciones específicas (Cdo) y después se vendían a inversores… Esas Cdo, esos títulos, no quedaban en manos de quien los compraba, se usaban como garantía para obtener otros préstamos y terminaban en los activos sobre los que los bancos calculaban los créditos que podían conceder…, y dicho esto…, y teniendo en cuenta cómo se calculaban los activos; ¿Cómo podía saber un banco con qué activos reales contaba? Pues no lo sabía, ni lo podía saber, así que los préstamos dejaron de concederse, dejó de fluir el dinerito. Que viene, que viene… ts ts, que viene que viene ts ts

El crédito se reduce, y se reduce su base (los activos de los bancos)…, y los títulos en los que se basaban, cuántos hay infectados, cómo puede saber el banco cuál de esos títulos es tóxico…, no puede. Los bancos entonces se dejan también de prestar dinero; no se fían unos de otros, no sabemos cuánta porquería tiene el vecino. Y de aquí al crédito al consumidor y empresario congelado..., los de las malas y buenas gestiones.

Y aquí entramos con el slot, todo ello, y tras una etapa gloriosa y dorada del slot en la que todo eran buenas noticias, en las que las páginas de las revistas y foros especializados se llenaban de noticias, novedades y proyectos preciosos e ilusionantes, parece que se ha ido contagiando de la pandemia del final de esta década.

Decenas de marcas presentaban todas las semanas sus reproducciones. Aparecían nuevas marcas, nuevas tiendas, físicas y por internet, nuevos clubes y las competiciones a nivel nacional parecían tomar cierta relevancia..., desenfreno y lujuría slotera, las vacas gordas..., ale, a Slotear, a fabricar, como si no costase..., que ya pagaré...

Unas marcas apostaban por la calidad en sus reproducciones, otros por su comportamiento, otros por todo, otros por ofrecer porquería a precios caros…, todo se compraba y todo se vendía, daba igual que el coche tuviera más babas y rebabas que un bulldog, se vendía, que estuviera peor tampografiado que un boli de publicidad regalado por el del kiosco de la esquina…daba igual, se vendía todo lo de e-bought a precios astronómicos (O mejor, gastronómicos, porque fuese cual fuese su precio todos se lo comían y compraban), y se vendía, y se vendía caro, es más, subían de precio, y si alguien les decía que no estaba a la altura se enfadaban y asaltaban un foro, o veíamos como al día de subía los precios tiraban por el suelo los de hace tres meses. Los fabricantes de coches invadían el terreno de los de repuestos, los de repuestos los de coches, resineros saltaban al plástico, los del plástico en España a China, puñaladas, deslealtades..., y suma y sigue..., y ya sólo queremos coches de hace tres meses..., y las resinas siendo las únicas que conservan su valor.

¿Y por qué han dejado de vender? Nuestras marcas, por la tan cacareada crisis, porque las marcas eran ya muchas para un nicho de aficionados y coleccionistas tan pequeño porcentualmente, porque se ha invertido demasiado y demasiado a lo loco, porque la competencia apretaba y los consumidores queríamos más y más, … Las ediciones especiales, limitadas y exclusivas salían de los almacenes, pero ya no tenían valor, tantas novedades no eran asumibles por el coleccionista que impedido tenía que desistir.

O por todo ello unido a la falta de ilusión de un consumidor, de un slotero de a pie que se ha sentido al margen de las marcas, algo que las propias marcas han querido alejándose del aficionado fiel elevándose a la categoría de intocable e inaccesible cuando hace dos días corrían contigo en un club como un igual..., ahora eran seres superiores.

Incluso cuando tenía dos o tres trabajadores; como la carnicería de nuestro pueblo. Imaginamos a nuestro carnicero cuando le decimos “Manolo, que el filete está azul verdoso” contestando “Y tu qué cojo... sabes, pues he vendido un montón, tu sólo quieres hacer daño al negocio cárnico protestando y pidiendo calidad al nivel de otros, si no te gustan el problema es tuyo, yo soy el que sabe de carne, y te lo has de porque soy la leche”.

Eso ha contribuido a minar la ilusión del aficionado, de escribir y hacer fotos, de compartir sus preparaciones..., eso a borrado a mucho usuario (forero habitual) de los foros, y eso que son gratis..., parece 1984, todos en casa, en silencio, mirando y sin atreverse a hablar..., a protestar.

Pues me temo que un poco por todo estamos como estamos, con Power, Sloter, Cursa, MB, NSR, Spirit, …, en la UCI después de haber acudido en silencio al sepelio de Fly Car Model..., y otras que cayeron; por otros motivos y en otras épocas.

... continuará


Salud

10 comentarios:

Embrague dijo...

No puedo objetar nada de lo que nos cuentas...pero espero que en tu segunda parte vayas al grano... a esa parte de la que nadie, en este hobby, esta o estaba dipuesta a hablar.

Cuando me inicié en el Slot y en el "mundillo" que lo rodea que es pequeño, me sorprendió que nadie se mojaba en comentar publicamente "Este coche es una cagada" En mi soledad crítica me hice asiduo de manera anónima al blog de pintando a la sombrita "Carajo, Jorge opina sin pelos en la lengua"

Luis, con cariño te comento que el nivel de análisis de tu mensaje es politicamente correcto quizás porque falta la segunda parte...

En el mensaje donde me invitaste a entrar en este blog hacías una declaración de intenciones donde me solicitabas mi lado participativo y no pelotillero,bueno que si querias que diera caña, empiezo:

Hasta ahora que yo sepa la culpa de este festival slotero no solo la han tenido los fabricantes. En gran parte también a sido culpa de sus potenciales compradores.Esos compradores selectos que ven este hobby como algo más.

Primero: Jamás e visto criticar el precio. Paga y no critiques.

No puedo entender como se puede justificar el pagar 160 euros por ediciones limitadas a 1000 o 1500 unidades, (pedazo de limitación que ha hecho ultimamente NSR) y que nadie diga nada.

Ejemplos existen para aburrir "la estación del hobby" le quedan unidades de hace tres años de su BMW M1 Jagermeister y son solo 500. El porsche negro decoración "Lois" del penúltimo Foroslot Madrid se vende en Aloy a un precio irrisorio. En resumen, que menos mal que el Slot no permite su financiación por medio de hipotecas que si no...

¿Es igual una reproducción de un coche hecha a mano que un plástico fabricado en china en el mejor de los casos? (Que Jordi, Manel, etc... nos lo cuenten, tu sabes bien de eso)

Segundo.La calidad y veracidad.

De la calidad mejor no hablar...ya se empieza a hablar.

Y de la veracidad... en cualquier revista del sector, jamas he encontrado una critica real al estilo de: "Señores este cochecito no es el que dicen que es. Solo se le parece, es un refrito aderezado con una caja más chula".

Si hubiera existido una relación más crítica de los compradores habituales hacia los fabricantes, probablemente nos habríamos ahorrado unos eurillos y el ver que el coche del club es un Renault 8 decorado con tribales a modo de tuneo de pijo bacala de disco de polígono industrial.

Saludos a todos

Joan-er-cunyao dijo...

Wenas!!! Luisssssssss aj eiajej a de que cosas te enteras aiejaije i enga, cuenta, cuenta ae iajeiajie j
adeu y gassss

aleph2u dijo...

Bueno... yo respecto la primera parte ya saabes lo que opino. Es muy curioso el haber visto hoy este artículo después del mail que te mandé hablando de mi reducción drástica de compras, no sólo sloteras, debido a los morosos y al menor volumen de trabajo. Es cierto que hará un par de años navegábamos en mares de dinero... y a día de hoy uno se mira hasta el último euro.

En fin... esperemos que llehuen tiempos mejores.

Patanslot68 dijo...

Luis yo añadiria la politica de tecnitoys con los temas "vintage" ediciones limitadas, los chanchullos de las reuniones ect ect...
Me parece una forma sutíl de estafar al aficionado.
Y ya lo de las ediciones limitadisimas ....interminables...
En fin esto parece el principio del fin de la edad dorada del slot, mucho me temo que algunos caeran.No esta el patio para jugar con la clientela.

PI-MADRID dijo...

Así que a 200 € el trimestre la publicidad en Zelladictos...vaya, vaya, vaya con el chavalito golpista.........primero el coche del Foro, ahora ésto.....no ha tardado mucho en enseñar su plumero...

Waskalas dijo...

Y es un plumero con muchas plumas...Y lo más doloros es que un foro que nació y creció por la actividad de los foreros, por esa solidaridad de enseñar y compartir, se convierta en el supermercado de una sola persona que lo único que aporta a este hobby es su beneficio económico personal. El sabrá lo que hace, pero la experiencia ya se ha demostrado que tiene un futuro muy corto. Veremos si el tercer foro en discordia toma el mismo rumbo.

Lo que está claro es que el hobby está entrando en una dinámica muy mala, demasiada novedad, demasiada redecoración, mucha serie limitada que no lo es, precios completamente desorbitados...

Ya veremos en qué termina esto, pero ya hay mucho fabricante pasando frío... y muchas tiendas no les van a la zaga. Ellos sabrán si un coche de slot ha de costar casi 9.000 de las antiguas pesetas, o peor aún, si los aficionados pueden pagar estos precios por un coche de juguete.

Un saludo

ThMartin dijo...

Muy interesante para un novato.
Al nivel economico, a ver si todos aprendemos la lección (aunque casos anteriores ya sobraban), digo aprendemos, tanto los clientes (a comprar cosas que no lo valen) como las empresas a creer que todo se vende, al menos que tenian ya vista a corto plazo, tipo aprovechamos par vender caro y despues veremos, o lo dejamos (tipo Fly). Hemos pedido demasiado al sistema. Ahora que sobrevivan los que lo hacen bien con un precio razonable y sin engaño...

Sak dijo...

Me ha gustado mucho la entrada, te felicito. (Aunque repasa las faltas de ortografía shuuuu ;).
Un saludo!!

Jorge Luis dijo...

Siempre he pensado en las crisis como en procesos depurativos necesarios y, a la postre, beneficiosos, aunque resulten incómodos (por decirlo suavemente) mientras se sufren.

Creo que éste es un buen artículo, y creo que el slot, en su vertiente de industria/negocio, tiene los mismos desagradables tics que otros muchos negocios: la irresistible tendencia a optimizar al máximo beneficios, aún a costa de exprimir a los consumidores de los que, finalmente, dependen.

Pero si se trata de hablar claro, pongo el ejemplo de un fabricante como Spirit, cuyos nefastos productos (bonitos, por otra parte) he sufrido recientemente.¿Cómo puede publicitarse un coche como provisto de componentes de máxima calidad y material "calibrado", y que nada más ponerlo en la pista no ande, o lo haga con un baile de San Vito que pa qué? ¿Que abrirle el chasis sea un poema (más bien la Chanson de Roland? Y vendiéndolo de novedad no por debajo de 45 Euros, además. ¿Y cómo es posible que en múltiples artículos que he leído sobre el coche en cuestión, ninguna revista profesional del sector advierta tamaños despropósitos? ¿O acaso a ellos les ofrecieron el único coche que funcionaba correctamente? Es queeeee, vamooossss ...

javier dijo...

Las situaciones malas siempre trae cosas buenas, al menos esa es mi teoria.Esto hará una limpieza en todos los sectores no solo al slot, en la que solo sobreviviran los que han seguido una linea fiel, de calidad, en todos sus productos.
Se echa de menos lo antes referido por Jorge la buena critica(es todo demasiado politicamente correcto) que haga ver a los fabricantes que no es bueno todo lo que hacen y se debe aprender de lo errores aunque eso conlleve una "molestia"

DEMO.SLOT

Se ha producido un error en este gadget.

ALL RIGHTS RESERVED

RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS